Castellano | Euskera

Os damos la bienvenida a la página web de Cáritas Bizkaia. Para cualquier consulta: pinche aquí - 944 020 099

CÁRITAS y las personas REFUGIADAS

Febrero 2017

Antecedentes

Según los datos del ACNUR, a finales de 2015 más de 65 millones de personas se veían obligadas a un desplazamiento forzado en el mundo, cifra que sigue incrementándose año tras año. Más de un millón de personas refugiadas y emigrantes llegaron a Europa en 2015 provocando una crisis política y humanitaria, al mismo tiempo que los países luchaban por hacer frente al flujo migratorio. La mayoría de las personas atendidas provenían de Siria, Iraq y Afganistán, así como de Palestina, Libia, Malí, Eritrea, Somalia y otros países de África Subsahariana.

Mapa: ABC.es

Mapa: ABC.es

Desde que se inició esta crisis, en verano de 2015, las Cáritas del sureste europeo que operaban en la ruta de tránsito y en los países receptores fueron ofreciendo respuestas de manera inmediata a las crecientes necesidades. El escenario cambió de forma drástica cuando se cerraron las fronteras, en marzo de 2016, dando como resultado la permanencia indefinida de las personas refugiadas y emigrantes en los ‘Centros de Tránsito’, donde se requirieron servicios orientados a la asistencia a largo plazo.

Por último, al comienzo de esta crisis España se comprometió a acoger a 17.337 personas hasta el año 2017 (1.449 por reasentamiento, es decir, procedentes de los campos de refugiados de Jordania, Líbano o Turquía y 15.888 por reubicación desde Grecia e Italia), pero en la actualidad el porcentaje de personas acogidas apenas supera el 5% del total.

Qué está pasando en la actualidad?
La respuesta de Cáritas a nivel internacional

Con la llegada del invierno en 2016, la situación de las personas migradas y refugiadas, que ya estaban soportando unas condiciones muy duras, ha empeorado drásticamente por el frío extremo, por lo que se ha tenido que intensificar la acción de Cáritas en las zonas de mayor riesgo.

Mapa: ACNUR (2016)

Mapa: ACNUR (2016)

Desde Cáritas Serbia y Cáritas Grecia se ha realizado un llamamiento de Emergencia, en tanto que las Cáritas de Macedonia, Croacia y Eslovenia mantienen su nivel crítico de presencia en los Centros de acogida o facilitan apoyo para la integración a través de sus programas. Es importante resaltar que las Cáritas siguen atendiendo tanto las necesidades de auxilio como las de recuperación en todos los países afectados.

Cáritas Serbia:

Las condiciones climáticas extremas han afectado seriamente a las personas refugiadas y migrantes llegadas a Serbia, donde la capacidad de alojamiento se encuentra cada vez más al límite.

Cáritas, en coordinación con las autoridades competentes y otros organismos humanitarios, se está centrando en cubrir los vacíos derivados de la insuficiencia de recursos del Gobierno y está presente en 8 de los principales centros gubernamentales proporcionando comida, artículos de higiende, ropa, servicios de lavandería, apoyo psicosocial y actividades lúdicas.

Con el llamamiento de emergencia (abierto hasta diciembre de 2017) pretende mejorar la distribución de comida, las condiciones de higiene, el bienestar psicológico de las personas y su acceso a las ayudas sociales y a la información fuera del ámbito de los centros gubernamentales, entre otros objetivos. Además, prioriza la creación de alojamientos alternativos, especialmente para mujeres y niñas que se encuentran en riesgo de violencia de género dentro de los propios centros de acogida o en situación de calle.

Cáritas Grecia:

La situación en Grecia es crítica por la escasa información disponible sobre los planes del gobierno, la descoordinación entre Gobierno, Acnur y las ONGs que están sobre el terreno, la lentitud en los procedimientos de solicitiud de asilo, la saturación de los centros de acogida, la frustración y la tensión en aumento entre la población migrante y refugiada y la población local, así como las condiciones meteorológicas que han agravado la situación.

Con el llamamiento de emergencia Cáritas Grecia pretende seguir facilitando alojamiento seguro a más de 1400 personas refugiadas en Atenas, Lesbos y Salónica, mantener las clases de idiomas para personas adultas y menores y reforzar el programa de integración, así como continuar con el trabajo que se realizan en los centros sociales y comedores de Cáritas en los que se atiende a más de 650 personas diariamente.

Cáritas de Macedonia, Eslovenia, Croacia y Bulgaria:

Siguen trabajando en primera línea mediante el abastecimiento de comida, la gestión de alojamientos no gubernamentales, los programas de integración y la intervención en los campamentos.

Cáritas de Líbano, Jordania, Siria e Irak:

Continúan asimismo desarrollando diferentes proyectos centrados en:

  • Dar cobertura de necesidades básicas tales como vivienda o manutención, y
  • Dar cobertura en el área de salud, la atención psicosocial, la educación o la formación a los equipos técnicos de las Cáritas locales entre otros.

¿Qué estamos haciendo en Cáritas Bizkaia?

Si bien es cierto que, desde Cáritas Bizkaia, nunca se ha desarrollado un proyecto especializado en el ámbito del refugio y asilo, en las diferentes áreas y equipos de la entidad se viene dando respuestas a las necesidades y solicitudes de la población solicitante de protección internacional y personas refugiadas desde hace años.

Desde abril de 2016, sin embargo, Cáritas Bizkaia forma parte del proyecto Goihabe de la Diputación Foral de Bizkaia, que tiene como objeto atender, con carácter excepcional y por razones humanitarias, la integración de personas solicitantes y beneficiarias de la protección internacional. Para el desarrollo de este proyecto, Cáritas se coordina con otras tres entidades: Fundación Ellacuría, Cruz Roja y CEAR Euskadi.

A lo largo del pasado año hemos acompañado a más de 30 familias solicitantes de protección internacional (más de 60 personas). Las nacionalidades más frecuentes de las personas atendidas han sido Venezuela, Siria y Colombia. Entre las líneas de trabajo destacan:

1. Información y orientación:

Se ha facilitado a 44 personas solicitantes de protección internacional el acceso a una información clara sobre las competencias y líneas de intervención que se desarrollan desde las diferentes entidades que forman Goihabe. Para este punto ha sido primordial la detección de posibles casos de asilo a través de las acogidas y otros equipos de Cáritas.

“Cuando uno llega a un país que no conoce se siente perdido, ciego, mudo….Cáritas me ha dado luz, me ha dado esperanza”.
Solicitante de protección internacional de origen sirio

2. Acompañamiento y formación en habilidades sociales propias de la sociedad de acogida:

29 personas solicitantes de protección internacional han participado en alguno de los proyectos del área de Familia e Infancia a lo largo del 2016.

“Una no siente solo que está aprendiendo sino que encuentra amigas; hasta las profesoras se convierten en familia. El proyecto no es solo una clase, es un lugar donde llegar y sentirte seguro, donde nadie te puede dañar. Un refugio.”
Mujer solicitante de protección internacional. Nigeria

3. Creación de espacios de encuentro con personas autóctonas, conocimiento del entorno y sus recursos:

Las acogidas de toda la red de Cáritas (Área de Acción Social de Base) han desarrollado una importante labor de detección de casos de personas susceptibles de ser solicitantes de protección internacional. 31 personas han sido derivadas al proyecto Goihabe durante el 2016.

Asimismo, el voluntariado de Cáritas facilitó la creación de una red social para las personas solicitantes de protección internacional en el propio municipio en el que residían y orientó sobre los recursos existentes en ese territorio.

“Es muy complicado estar en un país que no es el tuyo, sin familia, sin amistades….no es fácil. Uno siente que la soledad le enreda enterico. Gracias a Dios, la gente de la acogida me ha apoyado y me ha invitado a ser parte de su comunidad.”
Solicitante de protección internacional de origen Hondureño

4. Actividades de sensibilización social:

A lo largo de 2016 se impartieron 13 charlas de sensibilización sobre asilo y refugio a las que asistieron 467 personas. En estas charlas se explicó la situación de las personas refugiadas tanto a nivel internacional, estatal y autonómico, y se incidió en nuestra responsabilidad como sociedad de acogida ofreciendo diferentes manera de colaborar.

“Descubrir la realidad desde otro punto de vista, ser consciente de que tenemos una corresponsabilidad con lo que ocurre en el mundo. Sentir impotencia y vergüenza ante esta Europa que mira a otro lado, y ganas de no bajar los brazos. Ganas de hacer algo. Eso me ha generado esta charla.”
Mujer asistente a una de las charlas sobre asilo y refugio

5. Apoyo residencial, acondicionamiento y equipamiento de viviendas, y ubicación y acompañamiento de las personas en la vivienda en colaboración con la Fundación Eguzkilore:

El acceso y el sostenimiento de una vivienda digna y adecuada de las personas solicitantes de protección internacional es un pilar fundamental en su proceso de integración. Desde Eguzkilore se han puesto a disposición del proyecto Goihabe 5 viviendas, con 22 plazas, que actualmente están ocupadas en su totalidad.

“En un momento en que pensaba que no había esperanza Dios me puso este proyecto en mi vida y nunca tendré palabras para agradecerlo. Fue nuestra tabla de salvación. Cuando nos vimos fuertes y nuestra situación cambió, seguimos adelante con nuestra vida y dejamos la vivienda. Continuamos nuestro camino para que otras personas pudieran encontrar esperanza, como lo hicimos nosotras”
Solicitante de protección internacional de origen salvadoreño

Fuente: Alfa&Omega

Fuente: Alfa&Omega

Posicionamiento de Cáritas Bizkaia

La aplicación cada vez más restrictiva de la protección internacional está dejando a un gran porcentaje de personas en una situación de desprotección y de extrema vulnerabilidad en nuestras sociedades o en condiciones deleznables al otro lado de nuestras fronteras. De hecho, el Estado español denegó un 69% de las solicitudes de asilo durante el año 2015 y el cumplimiento de los compromisos de la Unión Europea con las personas reubicadas y reasentadas apenas alcanza el 13%.

Cáritas Bizkaia apuesta por:

Asegurar la paz y el desarrollo tanto en los países de origen como de tránsito hacia Europa atajando las causas que provocan la migración involuntaria y aumentando la Ayuda Oficial al Desarrollo de los países de la UE hasta alcanzar el 0,7% del PIB.

 Exigir el cumplimiento de los compromisos que tiene España y la Unión Europea con las personas refugiadas.

Modificar la legislación española para facilitar el acceso a la protección internacional a las personas que huyen de los conflictos. Para ello, permitir que puedan presentar sus solicitudes de asilo en las embajadas de los países a los que pretenden llegar. La propia Defensora del Pueblo ha declarado que resulta imprescindible recuperar esta opción o, alternativamente, regular la concesión de visados humanitarios para evitar un mayor sufrimiento a las personas.

 Apostar por una sociedad de acogida y hospitalidad hacia quienes proceden de países en situación de guerra o de vulneración de derechos humanos. Nuestra tarea es abrirnos a la convivencia sin miedo y sin discriminaciones.

Como dice el Papa Francisco, las personas refugiadas y migrantes están ahí, en la frontera porque hay muchas puertas y corazones cerrados. Tenemos la responsabilidad de garantizar sus derechos. Es el momento de abrir las puertas y el corazón ofreciéndoles nuestra acogida y nuestra hospitalidad.

Escribe un comentario