Castellano | Euskera

Os damos la bienvenida a la página web de Cáritas Bizkaia. Para cualquier consulta: pinche aquí - 944 020 099

Refugiados: Informe situación

¿Qué está ocurriendo?

 

El último informe de Cáritas Española señala que en los últimos meses, millones de personas han huido de sus hogares desde Oriente Medio y el África subsahariana escapando de la guerra, los desastres, los conflictos, la pobreza y las guerras económicas. El flujo diario de personas en los Balcanes se ha convertido en uno de los mayores éxodos de refugiados y migrantes desde la Segunda Guerra Mundial. Probablemente Siria esté en el centro de la mayor crisis de desplazamientos internos del mundo actual, con más de 7 millones de personas desplazadas.

A esto hay que añadir los recientes acontecimientos políticos y de cierre de fronteras en la región de los Balcanes dificultan la movilidad de personas refugiadas y migrantes. De hecho, en las fronteras entre Grecia y Macedonia, y entre Macedonia y Serbia se permite cruzar a nacionales de Siria, Afganistán e Irak, pero se restringe la entrada a las personas consideradas migrantes económicos que proceden de países como Irán, Bangladesh o Pakistán. Y las Cáritas de la zona señalan que este panorama agrava la situación humanitaria que requiere atención urgente.

Por último, según datos del ACNUR el 86% de las personas refugiadas en el mundo están en los países más empobrecidos, no en Europa. Y de los 4,6 millones de personas sirias que han huido de la guerra, 3,7 millones han sido acogidos en Turquía, Líbano y Jordania. Si la Unión Europea tuviera que acoger a la misma proporción de personas refugiadas que Líbano, debería acoger a 135 millones de personas y, sin embargo, el compromiso de reubicación era de 160.000 y ese proceso se está desarrollando con mucha lentitud.

Transpirenaica Social y Solidaria

¿Qué está haciendo Cáritas allí?

 

Desde Cáritas Española nos indican que la acción humanitaria de las Cáritas de la región se han centrado en:
Siria e Irak: Atención a las personas desplazadas internas con alimentos, medicinas, refugio y apoyo psico-social.
Líbano: Acogida a personas refugiadas sirias y respuesta a necesidades alimenticias, sanitarias y psico-sociales.
Jordania y Turquía: Acogida a personas refugiadas iraquíes y sirias y respuesta a necesidades alimenticias, de refugio y apoyo psico-social.

Por otro lado, Cáritas Bulgaria, Croacia, Grecia, Macedonia, Serbia y Eslovenia están proporcionando asistencia humanitaria a las personas migrantes y refugiadas.

Cáritas Bulgaria: La asistencia humanitaria incluye ropa y zapatos para menores y adultos, leche envasada y purés infantiles, así como materiales de higiene.
Cáritas Croacia lanzó un proyecto de emergencia para asistir a 2.500 personas refugiadas y migrantes al día, con el objetivo de que tuvieran acceso a alimentos, artículos para el invierno (ropa y material de abrigo), infraestructuras y servicios sanitarios (instalaciones de agua, letrinas…)
Cáritas Grecia está respondiendo a la crisis de personas refugiadas y migrantes a través de la provisión de alimentos (paquetes y raciones) y artículos no alimentarios (como sacos de dormir, colchonetas…) en las islas griegas de Lesbos y Chios. Además, se han distribuido 2.000 kits para bebés.
Cáritas Macedonia basa su respuesta principalmente en la distribución de paquetes de alimentos, aunque también ha comenzado a distribuir paquetes sanitarios y de abrigo para el invierno, y kits de higiene personal especialmente para la atención a bebés, con el objetivo de llegar a unas 90.000 personas.
Cáritas Serbia se centra en la distribución de paquetes alimentarios (unos 50.000 hasta la fecha), paquetes de higiene para la mujer (13.000) y de higiene para niños y bebés (4.500).
Cáritas Eslovenia ha repartido alimentos, agua, paquetes de higiene, mantas y ropa en los centros de acogida y recepción a través de su red de personas voluntarias.

Transpirenaica Social y Solidaria

¿Qué está haciendo Cáritas aquí?

 

1. Información: Desde septiembre se está dando respuesta a las necesidades de información sobre la situación de las personas solicitantes de protección internacional mediante la elaboración de un documento con la terminología del derecho de asilo y la difusión a través del área de Comunicación de informes de Cáritas Internationalis (situación en países de origen y frontera este de la UE).
2. Solidaridad/Voluntariado: Se han registrado los ofrecimientos a Cáritas Bizkaia de voluntariado y viviendas para la atención a estas personas. Las donaciones de ropa y alimentación se han derivado a los canales habituales (Koopera…). A quienes llamaban les informábamos que Cáritas no está en la acogida inicial de personas solicitantes de protección internacional que llegan al estado, porque esa acogida corresponde al gobierno central y a tres entidades: CEAR, ACCEM y Cruz Roja.
3. Ofrecimiento de 90 plazas en 15 viviendas a través de la fundación Eguzkilore a las instituciones vascas y a las entidades encargadas de la acogida a personas solicitantes de protección internacional.
4. Acompañamiento y atención a 74 personas con el estatuto de asilo o solicitantes de protección internacional que ya vivían en Euskadi antes de la crisis de la frontera este de la UE. A estas personas se les está atendiendo fundamentalmente en las áreas deFamilia e Infancia, Acción Social de Base y Sin Hogar (apoyo a la cobertura de necesidades básicas, acompañamiento y formación en habilidades sociales, facilitar espacios de encuentro…) .

5. Sensibilización, a través de la estrategia Argi Ibili, haciendo hincapié en la situación de estas personas y en la importancia de no caer en el error de crear dos categorías: personas refugiadas y personas migrantes que estigmatice aún más a estas últimas y legitime la negación de sus derechos.
6. Coordinación con las administraciones públicas (autonómicas, forales y locales) y entidades sociales para ofrecer una respuesta óptima ante la próxima llegada de personas refugiadas a nuestras comunidades o a quienes ya están aquí.

Posicionamiento de Cáritas Bizkaia

 

Desde Cáritas creemos que es necesario buscar información veraz sobre la situación en los países de origen a través de distintas fuentes (organismos internacionales, ONGS que trabajan en terreno, medios de comunicación…) que nos permitan tener una visión lo más imparcial posible sobre lo que está pasando.
Además, consideramos que no podemos caer en el error de crear categorías de personas: migrantes económicas, refugiadas… porque todas las personas tiene derecho a buscar unas condiciones de vida dignas que no pueden ser garantizadas en sus países de origen por los motivos que sean.
Frente a los mensajes del miedo que justifican el rechazo y la negación de derechos a las personas migrantes o refugiadas, debemos apostar por una actitud de acogida y hospitalidad hacia quienes proceden de países en situación de guerra o de vulneración de derechos humanos. Nuestra tarea es abrirnos a la convivencia sin miedo y sin discriminaciones, y coincidir en espacios de encuentro con nuestros vecinos y vecinas procedan de donde procedan.
Desde nuestra entidad, se desarrolla la Estrategia Argi Ibili, No te Encalles  para desmontar estereotipos, rumores y prejuicios sobre la población migrante en la que podemos participar conociendo en profundidad la realidad de estas personas y contribuyendo a la sensibilización de la sociedad.
No hay que olvidar que todas y todos construimos ciudadanía convirtiéndonos en miembros activos de nuestra comunidad. Por ello debemos movilizarnos cuando nuestros derechos (los de todas las personas que formamos parte de la sociedad) son vulnerados y debemos denunciar esa vulneración.
Para terminar, queremos hacer nuestras las palabras del Papa Francisco en el Mensaje para la Jornada Mundial de las Personas Migrantes y Refugiadas.

“En nuestra época, los flujos migratorios están en continuo aumento en todas las áreas del planeta: refugiados y personas que escapan de su propia patria interpelan a cada uno y a las colectividades, desafiando el modo tradicional de vivir y, a veces, trastornando el horizonte cultural y social con el cual se confrontan. Cada vez con mayor frecuencia, las víctimas de la violencia y de la pobreza, abandonando sus tierras de origen, sufren el ultraje de los traficantes de personas humanas en el viaje hacia el sueño de un futuro mejor. Si después sobreviven a los abusos y a las adversidades, deben hacer cuentas con realidades donde se anidan sospechas y temores. Además, no es raro que se encuentren con falta de normas claras y que se puedan poner en práctica, que regulen la acogida y prevean vías de integración a corto y largo plazo, con atención a los derechos y a los deberes de todos. Más que en tiempos pasados, hoy el Evangelio de la misericordia interpela las conciencias, impide que se habitúen al sufrimiento del otro e indica caminos de respuesta que se fundan en las virtudes teologales de la fe, de la esperanza y de la caridad, desplegándose en las obras de misericordia espirituales y corporales”

 

Acceder al informe completo solicitándolo al área de Cooperación Internacional y Migraciones de Cáritas (murbieta@caritasbi.org; cgonzalo@caritasbi.org; scuesta@caritasbi.org)

Escribe un comentario