Castellano | Euskera

Para contactar con CÁRITAS escribe a caritasbi@caritasbi.org o llama al 94 402 00 99

I Jornada diocesana por el Trabajo Digno

Este domingo 18 de abril, la Diócesis de Bilbao celebra la I Jornada diocesana por el Trabajo Digno y, con ese motivo, el obispo Administrador diocesano, Mons. Joseba Segura, ha hecho pública una nota en la que explica que este día se quiere subrayar, aún más, la trascendencia que tiene el trabajo para el desarrollo de todas las personas.

 

Mons. Segura, en su mensaje, recuerda que todos los años la Iglesia Católica promueve la ´Iniciativa por el Trabajo Decente’, “apoyando el esfuerzo de los sindicatos y otras asociaciones para que el trabajo reúna las condiciones necesarias que aseguren una vida digna para las personas que lo realizan y para sus familias”. “El trabajo humano –destaca- es más que el empleo y tiene un valor mayor que el salario percibido por realizarlo. El trabajo configura nuestras relaciones y contribuye al desarrollo de la sociedad; nos da identidad y reconocimiento social”.

 

Resalta el prelado que siendo conscientes de que el mantenimiento y la promoción del empleo «es siempre un problema complejo», para cierta visión economicista, «el trabajo es mera mercancía». En su reflexión detalla una relación de «desafíos preocupantes» que se vislumbran en el contexto actual como son «la robotización, el tele-trabajo y nuevas técnicas de producción» que «amenazan con sustituir la mano de obra humana por máquinas eficientes». Esto que en su momento «fue motivo de esperanza» por las posibles reducciones de jornada o mejora de las condiciones laborales, «está resultando en mayor precariedad y en una mayor proporción de población con dificultades para acceder al empleo de calidad».

 

 

 

La economía humanista

El obispo Administrador diocesano defiende que, «la economía humanista nunca pierde de vista el valor de la integración comunitaria». «No es justo que el progreso se haga a costa de los pobres o que resulte en mayores tensiones sociales», denuncia. Prosigue manifestando que «ahora que las vacunas nos permiten pensar en un futuro cercano donde puedan mejorar las condiciones sociales y económicas, es importante que sindicatos, organizaciones empresariales e instituciones políticas hagan lo posible para evitar que la vuelta a la normalidad tenga como efecto secundario un aumento de la precariedad y del paro».

 

En el texto explica que gracias al trabajo “podemos fortalecer esa vida fraterna que Cristo defendió y por la que murió″. Y en esta cuestión no solo se refiere a las personas que están en empleos remunerados, sino que pone en valor otras personas que «voluntariamente» prestan «servicios esenciales», como son las que cuidan en los hogares, las que colaboran en asociaciones culturales, deportivas o religiosas «contribuyendo así al bienestar del conjunto de la comunidad».

 

 

Carta Jornada Trabajo Digno. Mons. Joseba Segura Etxezarraga

Enlace a materiales

 

 

 

Escribe un comentario