Castellano | Euskera

Si quieres ponerte en contacto con CÁRITAS puedes hacerlo en el teléfono 94 402 00 99

‘GizaLAN’: siete años generando valor y empleo

Promovido por ‘Cáritas Bizkaia’ y la ‘Fundación Carmen Gandarias’

GizaLAN surgió en 2010 en el marco del ‘Plan especial de Cáritas Bizkaia contra los efectos de la Crisis’ que se había iniciado poco antes. Motivado por el  interés de la Fundación Carmen Gandarias en desarrollar algún programa conjunto con Cáritas para reforzar dicho plan.

Tras un periodo de reflexión y trabajo conjunto, la colaboración se concreta en una iniciativa que posibilite la creación de puestos de trabajo de forma directa y con un beneficio social. GizaLAN nace para articular y financiar medidas activas de empleo para personas en situación de vulnerabilidad social como consecuencia de la crisis económica o en situación de riesgo o exclusión social integrándose  laboralmente en proyectos sociales de entidades del tercer sector. Su objetivo era la activación laboral de personas en situación de desempleo, o con trabajo precario, a través del acompañamiento, logrando su retorno a la senda de la empleabilidad. El impacto social se multiplicaba ya que los puestos de trabajo creados tendrían como beneficiarias las personas víctimas de la crisis que estaban siendo atendidas a través de entidades sociales.

Desde sus comienzos, el proyecto nació con la idea de generar valor en tres ámbitos: las personas directamente beneficiadas, las entidades promotoras y colaboradoras –especialmente del tercer sector- y la sociedad vizcaína en general, sin olvidar –apunta Carlos Abuin, Director de la Fundación Carmen Gandarias“el beneficio generado en las arcas públicas tanto vía cotizaciones e impuestos, como de ahorro de prestaciones sociales”.

Casi 4 millones de euros invertidos

Durante los años de funcionamiento del programa GizaLAN se han invertido casi cuatro millones de euros, siendo los principales financiadores la Fundación Carmen Gandarias (2,3 millones), la propia Cáritas Bizkaia (542 mil euros), el Programa de empleo FORLAN del Ayuntamiento de Muskiz (478 mil euros) y las Fundaciones Roviralta y Víctor Tapia con 140 y 100 mil euros, respectivamente.

Además, Cáritas ha realizado también una aportación en recursos; tanto recursos humanos profesionalizados de la estructura interna de la entidad; como recursos materiales para la gestión y ejecución del programa, conocimiento y experiencia (saber hacer) y gestión directa con dos puestos: una responsable técnica y una administrativa (financiados por el programa).

Tanto Cáritas Bizkaia como la Fundación Carmen Gandarias coinciden en su visión del empleo como “una importante herramienta de inclusión social”, cuya potencialidad se ha visto mermada por la crisis de 2008 hasta el punto de que ya se habla de “trabajadores pobres”o precariado, de la necesidad de procesos de activación social previos a la inserción laboral, etc. El programa GizaLAN ahondaba en líneas novedosas como la búsqueda de nuevos nichos de empleo, la conciliación, los cuidados y el acompañamiento…con un cambio desde una clave más ‘cortoplacista’ a los procesos integrales con las personas.

Ambas entidades han valorado este proyecto plurianual como “enriquecedor” tanto para Cáritas Bizkaia como para la Fundación Carmen Gandarias. Así, su director Carlos Abuin recalcaba cómo “desde el principio apostaron por Cáritas ya que un programa así solo se podía poner en marcha en Bizkaia de la mano de Cáritas” como entidad “tractora” del Tercer Sector Social en nuestro territorio. También ha ayudado al trabajo en red y al mejor conocimiento del tejido asociativo de Bizkaia, pues han participado –además de Cáritas- otras 35 entidades sociales, una decena de las cuales sigue colaborando aún con la Fundación. Ambas entidades coinciden en la importante alianza tejida estos años, la confianza mutua con la que se ha desarrollado el programa GizaLAN, la capacidad de amoldarse a las nuevas situaciones y –especialmente- en la necesidad de poner a la PERSONA EN EL CENTRO.

En las entidades colaboradoras se ha generado un elevado nivel de satisfacción por el buen funcionamiento del programa; les ha supuesto una mejora en la calidad de la intervención, permitiéndoles potenciar los equipos manteniendo e incluso creando servicios e incrementar  el número de personas atendidas; valorándose como una herramienta muy válida para la incorporación social de personas en situación de riesgo o exclusión social a través del empleo.

Casi 200 personas han trabajado gracias a GizaLAN:

Durante estos años, GizaLAN ha servido para crear 186 puestos de trabajo para casi dos centenares de personas en situación de difícil empleabilidad en Bizkaia, principalmente mujeres (un 60% aproximadamente).

Las personas ‘beneficiarias directas’ han manifestado a posteriori un elevado nivel de satisfacción respecto al programa GizaLAN porque les ha dado la oportunidad de mejorar la calidad de vida, el mantenimiento de su vivienda, sus ingresos económicos y también una mejora en sus relaciones sociales, su autoestima y su salud.

Además, les ha supuesto una activación personal y laboral través del empleo y un aumento de las posibilidades de futuros trabajos, como así ha sido en la práctica ya que aproximadamente dos terceras partes de las personas que han pasado por GizaLAN siguen insertas en el mundo laboral.

Finalmente, en cuanto a la valoración global y del impacto del programa GizaLAN, ha sido una acción significativa valorada positivamente por las entidades promotoras para paliar efectos crisis económica mediante una formula innovadora de creación de empleo. También se confirma como una experiencia positiva de colaboración, entre entidades sociales, entre agentes públicos y privados, potenciando sinergias y compartiendo recursos. Se cree que ha sido un programa necesario para la creación de un número importante de puestos de trabajo, con periodos amplios de contratación, abanico plural de perfiles profesionales y  especial apoyo a la creación de empleo para mujeres. Por último, se valora que ha estado adecuadamente estructurado y organizado.

De ‘GizaLAN’ a ‘Elkarrekin’

‘Elkarrekin’ es un nuevo proyecto conjunto entre Cáritas Bizkaia y la Fundación Carmen Gandarias que pretende generar itinerarios de desarrollo integral con personas que en la sociedad actual sufren situaciones de pobreza, vulnerabilidad y exclusión social; aplicando la metodología del acompañamiento personal, desarrollando oportunidades de inclusión social y laboral, y realizando sensibilización social al respecto.

 

Escribe un comentario