Castellano | Euskera

Si quieres ponerte en contacto con CÁRITAS puedes hacerlo en el teléfono 94 402 00 99

Día Mundial del Medio Ambiente

Apuesta por una ecología integral – ecología humana.

En el Día Mundial del Medio Ambiente, Cáritas Bizkaia recuerda que este año se ha celebrado el quinto aniversario de la carta encíclica ‘Laudato si’: un compromiso renovado para “escuchar el clamor de los pobres y el clamor de la tierra», reivindicando la necesidad de una nueva mirada que, en el contexto actual, más que nunca sitúe a las personas en el centro de la estructura social, económica y medioambiental.

En su encíclica “Laudato Si” el Papa Francisco dirige su mirada a la cuestión de la crisis ecológica y nos plantea la propuesta de la “Ecología Integral”. La cuestión fundamental que se recoge en esta encíclica es que la crisis a la que nos enfrentamos no es exclusivamente medioambiental, sino que hunde sus raíces en una crisis humana mucho más profunda. Por ello, es necesaria una mirada integral, que tenga en cuenta más de una perspectiva, una Ecología Integral, que vaya más allá de la ecología medioambiental.

La perspectiva de la Ecología Integral parte de la constatación de que el sufrimiento del planeta y el sufrimiento de millones de seres humanos que lo habitan tiene la misma raíz: “El ser humano, desnudo, ante todo su poder” (Laudato Si). Esta “soledad, desnudez, del ser humano ante su propio poder” la hemos construido combinando varios elementos que caracterizan la actual cultura dominante:

La creencia de que el ser humano es el centro de la realidad y que solo dependemos de nuestras propias decisiones, sin debernos a nada ni a nadie más. Un ser humano que domina todo lo que le rodea. Sin límites (incluso otorgando a los límites un significado siempre negativo). (Antropocentrismo moderno).

El poder ilimitado que hemos otorgado a la técnica y a la tecnología como única fuente de verdad para interpretar y dominar la realidad y el destino de la vida de las personas (Tecnocracia).

La cultura del “Yo, aquí, y ahora” en la que el valor de las cosas radica en poder realizar nuestros sueños y nuestras intenciones lo más rápido posible.

-Entender el progreso solamente como crecimiento económico y técnico, desarrollando una sociedad básicamente consumista.

Estas cuatro características de nuestro modelo social actual son las que generan la crisis humana que está bajo la crisis ambiental. Porque en este modelo social, no todas las personas ocupan el mismo lugar. Sólo unas pocas poseen el poder económico para poner de su parte el conocimiento y el avance tecnológico, y para obtener el poder necesario para dominar la realidad.

Una de las consecuencias es la explotación y la degradación del planeta. Pero no es la única. También las personas, los pueblos, las culturas, etc.… se han convertido en objeto de explotación. Se han cosificado.

En el marco de crisis actual provocado por la pandemia, estas consecuencias se acrecientan y se hace más que nunca necesaria la reivindicación de una nueva mirada, que ponga a las personas en el centro y por tanto, apuesta por el cuidado de la casa común, la Madre Tierra.

(Extraído del artículo de Ana Sofi Telletxea –Cáritas Bizkaia- ‘ECOLOGÍA INTEGRAL – ECOLOGÍA HUMANA. La reivindicación de una nueva mirada’. Bihotzez nº 73)

Escribe un comentario