Castellano | Euskera

Para contactar con CÁRITAS escribe a caritasbi@caritasbi.org o llama al 94 402 00 99

DÍA INTERNACIONAL DEL VOLUNTARIADO

La Asamblea General de las Naciones Unidas estableció en el año 1985 el día 5 de diciembre como el Día Internacional del Voluntariado. Desde entonces se viene conmemorando esta fecha como oportunidad para visibilizar y reconocer el papel del voluntariado en nuestra sociedad y en el mundo entero.

Hablar de Cáritas es hablar de voluntariado. Cáritas sin el voluntariado no sería Cáritas. En este día concentramos nuestro mensaje al voluntariado en tres palabras: Felicidades. Gracias. Adelante.

 

Felicidades por atreveros a mirar la realidad y mirarla de verdad.  En nuestro entorno se ha instalado el “sin más”. Cada vez necesitamos estímulos más fuertes para que algo nos impacte porque ya nada nos sorprende, parece que nada nos mueve y mucho menos nos conmueve. De repente surgen personas voluntarias para las cuales la realidad no es algo que pasa como una película, no es algo que se observa como público espectador.  Personas que se dejan tocar, que vibran.

Felicidades porque no hacéis trampas intentando colorear la dureza de la realidad, sino que, ante las necesidades de otras personas, ante las injusticias y situaciones difíciles que nos rodean no os mostráis impasibles.  Sabéis que algo hay que hacer y se hace. Perseguir un sueño, una utopía: conseguir un mundo fraterno, unas relaciones más justas, acabar con la exclusión, acoger sin importar de donde venga la persona, escuchar, dedicar tiempo, …  Es una locura.  Pero ¡bendita locura!!!

 

Gracias porque frente a la corriente de nuestra sociedad actual de competitividad, del “sálvese quien pueda” no os movéis por el interés personal sino por el desprendimiento y el interés de hacer algo en beneficio de otras personas. Dais y os dais sin esperar nada a cambio, cada día actualizáis aquello de “Dad gratis lo que gratis habéis recibido”. Lo hacéis con ilusión, entusiasmo, sin desfallecer ante las adversidades, que las hay, siendo conscientes de ellas, recogiéndolas y tratando de aprender para mejorar y avanzar.

Gracias por darle valor a cada momento, por reconocer los pequeños gestos, detalles… Por descubriros capaces de amar y de mover el mundo con esa fuerza. Por darle a la ternura el papel que le corresponde en las relaciones humanas. Por “mirar con ternura para reconocer el valor de lo humano y la belleza donde el mundo no ve nada interesante”.

 

Adelante, porque no es fácil remar a contracorriente, hay que hacer mucho esfuerzo y es cansado. En ocasiones las fuerzas fallan y cuesta ver por donde hay que seguir avanzando. Por eso es importante que nos apoyemos, que nos cuidemos en el equipo, espacio de contraste, donde recargamos las pilas para seguir adelante, donde compartimos lo que hacemos, donde contrastamos las dificultades que vamos encontrando, donde celebramos los pasos logrados, donde reforzamos nuestro ser Cáritas….

Adelante porque todas las aportaciones por sencillas que sean suman. Es el momento de sumar gestos, gestos de solidaridad, de solidaridad, de fraternidad y de justicia.   Nos necesitamos y complementamos. Es dura la tarea, pero contamos con la fuerza y apoyo que nos da sabernos en compañía, en la mejor de las compañías.

 

La situación de pandemia que estamos padeciendo está generando importantes consecuencias: pérdida de vidas humanas, crisis sanitaria, desempleo, dificultades económicas, incertidumbre ante el futuro, crispación social y política, sentimientos de soledad, caos organizativo…. En estas circunstancias la aportación del voluntariado a la sociedad se convierte en prioritaria: vivir la compasión, ofrecer cuidados, acompañar la fragilidad, establecer vínculos, construir fraternidad, …

Por todo ello, hoy con más fuerza que nunca te decimos a ti, voluntaria, voluntario de Cáritas: Felicidades, gracias y adelante.

ENLACE AL VÍDEO

 

Escribe un comentario