Castellano | Euskera

Os damos la bienvenida a la página web de Cáritas Bizkaia. Para cualquier consulta: pinche aquí - 944 020 099

Dia Internacional de los Derechos Humanos

Dia Internacional DDHHDERECHOS HUMANOS, ¿DERECHOS “MENGUANTES”…?

Bajo el título “Giza eskubideen begirada Caritasen bide-laguntzan – La mirada de derechos humanos en el acompañamiento desde Cáritas”, sonia Olea impartió ayer una sesión de trabajo a más de 50 agentes de Cáritas Bizkaia (personal contratado, voluntariado, consiliarios…) en Barria.

Partiendo de la constatación de lo que recientemente se nos transmitía en el Informe FOESSA 2014 (más desigualdad, mayor empobrecimiento, desigualdad creciente…), Sonia Olea –Abogada y experta en Derechos humanos- alertaba de lo que eso está suponiendo para las familias, los servicios sociales y también para Cáritas (mayores cifras de personas atendidas, por ejemplo), pero sobre todo de3 una realidad que ya se está dando y que va generalizándose poco a poco: lo que ella llamó “los Derechos Menguantes”.

Así, asuntos como el descenso de la cobertura por desempleo del 80 al 60% de los parados, el endurecimiento de los criterior de acceso a rentas mínimas, la reducción del 10% del presupuesto de educación (media estatal), la reforma sanitaria, el copago, el acceso más difícil a la tutela judicial efectiva (por la nueva Ley de Tasas…), etc. están llevando a una situación desconocida hace unos años.

Partiendo del Artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH; ONU 1948), que dice que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.”, la DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA (DSI) nos pide que “no seamos neutrales, que busquemos las consecuencias de lo que hemos visto al mirar con los ojos de Dios. Miramos si hay justicia, si hay amor, si hay paz, si hay libertad. En especial para los más frágiles. Si ellos tienen caminos o no para vivir así.” Como dijo Juan XIII, “la dignidad de la persona es inviolable”. Todos somos HIJOS DE DIOS. Plenos en dignidad, en derechos, en amor, en VIDA. La persona es un ser integral, único e irrepetible que posee potencialidades y capacidades, sea quien sea, haya nacido donde haya nacido, haga lo que haga, piense lo que piense.

Desde esas claves, los DDHH han de ser protegidos en su conjunto (no solo alguno o varios de ellos), promocionados de forma integral y con responsabilidad correlativa en su acceso, protección y garantía, especialmente , como alerta el Papa Francisco en le “Evangelii Gaudium”, en las FRAGILIDADES, en la periferias: “Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades” (EG, 49).

¿Cómo?: mediante el TESTIMONIO, el ANUNCIO y la DENUNCIA: la denuncia y el testimonio, sin anuncio, no dan esperanza; la denuncia y el anuncio, sin testimonio, no son creíbles; finalmente, el anuncio y el testimonio, sin denuncia, son cómplices del sistema.

A través de la COMUNIDAD: La palabra «solidaridad» está un poco desgastada y a veces se la interpreta mal, pero es mucho más que algunos actos esporádicos de generosidad. Supone crear una nueva mentalidad que piense en términos de comunidad, de prioridad de la vida de todas las personas sobre la apropiación de los bienes por parte de algunos (EG).

Y con la herramienta del ACOMPAÑAMIENTO como proceso:
1. Que las personas se sientan acogidas, valoradas y queridas desde una escucha activa e integral, en un ambiente de confianza, cercanía y calidez (el ENCUENTRO como dinámica de relación entre iguales).
2. Crear y recrear ESPACIOS de REFERENCIA para la escucha, para compartir, para la esperanza que contribuyan al desarrollo de todos.
3. Desde las capacidades y POTENCIALIDADES, no sólo desde las necesidades, para recuperar la dignidad y la autoestima.
4. Encontrarnos en estado de esperanza y de SENTIDO VITAL (el contagio de la alegría)
SOMOS AGENTES de TRANSFORMACIÓN, no de paliar necesidades, no de ‘fuegos artificiales’, sino de procesos de cambio en la realidad de las personas.
Acciones concretas para mejorar la incidencia en el trabajo por los Derechos Humanos:
• Incorporación de referencias explícitas [introducción, descripción general, objetivos] a los derechos humanos: qué derecho (o derechos) se protege o se garantiza su ejercicio efectivo.
• Incorporación de objetivos de toma de conciencia sobre los propios derechos y la importancia de la implicación personal del usuario en el ejercicio efectivo
• Incorporación de objetivos de sensibilización y denuncia
• Formación de los técnicos sobre bases y garantías jurídicas, estrategias de protección, estrategias de promoción del ejercicio efectivo, situaciones de vulneración o de vulnerabilidad.
• Elaboración de documentos de trabajo sobre los diferentes derechos con información básica: tratados, legislación, políticas publicas, iniciativas sociales, recursos documentales
• Elaboración de indicadores, adaptación de indicadores para el seguimiento de la incidencia del programa o proyecto en la protección de los derechos.
• …

Escribe un comentario