Castellano | Euskera

Os damos la bienvenida a la página web de Cáritas Bizkaia. Para cualquier consulta: pinche aquí - 944 020 099

Autoempleo de Cáritas ayuda a crear 32 microempresas

El punto de autoempleo de Cáritas Bizkaia ayuda a crear 32 microempresas en dos años, dentro en el programa ‘Incorpora’ de laCaixa, que lleva ya 10 años funcionando y cuyo convenio en Euskadi se acaba de renovar un año más.

Olaia Bermúdez, técnica del Área de Empleo y Economía Solidaria de Cáritas Bizkaia dentro del programa “Incorpora”, impulsado desde hace ya 10 años en colaboración con la Obra Social “la Caixa”, nos explicaba las peculiaridades que presentan los diferentes procesos que siguen. Lo cuenta en “Iglesia Hoy” de ‘Radio Popular-Herri Irratia’ con Juanma Jubera [lo puedes escuchar íntegramente AQUÍ: http://bit.ly/2n5bswx (mp3)].

Este pasado 2017 se han celebrado los 10 primeros años del programa ‘Incorpora’ en Euskadi, promovido por la Obra Social laCaixa y del que Cáritas, además de su labor específica de empleo en Bizkaia, realiza la coordinación entre la fundación bancaria y las 14 entidades sociales que están adscritas a este programa en toda la Comunidad Autónoma Vasca.

La función principal de este programa es “dar apoyo a personas en situación de dificultad o vulnerabilidad social o con necesidad de acompañamiento en su búsqueda de empleo”, según nos cuenta Olaia Bermúdez, técnica del Área de Empleo y Economía Solidaria de Cáritas Bizkaia dentro del programa “Incorpora”, siempre dentro de un acompañamiento personalizado en su camino hacia el empleo.

Este programa tiene muchos ‘mini-proyectos’ para atender a las diferentes necesidades de cada una de las personas que estén en él: por ejemplo el autoempleo empezó en enero de 2016 y ha ayudado a personas con desempleo de larga duración y mucha desilusión, que acuden a Cáritas para que se les acompañe en ese proceso, personas valientes que no esperan a ser contratadas por cuenta ajena sino que –en estos tiempos de dificultad- se lanzan a ser su propio empresario con la idea laboral y las habilidades que ya tienen.

El proceso varía mucho dependiendo de cada persona y cada proyecto, pero supone –en general- una puesta en común de enfoque –o reenfoque- de la idea, estudios de mercado, posibilidades de salir adelante, necesidades (locales o no, página web o no…), aunque en algunos casos la persona ya tiene más avanzado su proyecto laboral, en colaboración con la consultora “Bultz-Lan consulting”.

32 empresas creadas en los dos últimos años:

El punto de autoempleo de Cáritas es el único de este proyecto en Bizkaia, pero en estos dos años las cifras están respaldando esta acción concreta. En 2016 por ejemplo se ha atendido a 75 personas y se pusieron en marcha 10 empresas nuevas, un número modesto pero que marcaba un buen camino a futuro, y así ya a lo largo de 2017 se atendió a 65 personas nuevas y se han dado de alta ya otras 22 empresas más; es decir, que en los dos primeros años se han constituido gracias a este proyecto de autoempleo dinamizado por Cáritas dentro de ‘Incorpora’ 32 empresas nuevas en Bizkaia, mientras que con el resto se sigue trabajando desde el área de empleo en otras posibles soluciones a su no empleabilidad.

Asimismo, con las que se ponen en marcha se hace un seguimiento a posteriori para ir evaluando conjuntamente la marcha de cada proyecto.

Tres ejemplos concretos:

Se ha ayudado a crear empresas muy variopintas, entre las que destacan algunos como por ejemplo la “Eskola txikia” de Laukiz, cooperativa de tres mujeres jóvenes emprendedoras para poner en marcha un espacio educativo diferente, alternativo, con niños y niñas de 0 a 6 años.

Destacan también el caso de tres peluqueros que cogieron la peluquería en la que trabajaban cuando iba a cerrar y “les están yendo fenomenal, pese a que nunca se veían a sí mismo como emprendedores”, destaca Olaia Bermúdez.

Asimismo, destaca Bermúdez el caso de un hombre usuario de Cáritas con una situación laboral y personal difícil, pero que desde el trabajo integral desarrollado en diferentes áreas de Cáritas y con su empeño ha creado una microempresa de pequeñas reformas de la que vive ahora toda su familia.

 

La Obra Social “la Caixa” renueva la colaboración con 14 entidades vascas para fomentar la contratación de personas en riesgo de exclusión y discapacidad

  • El programa Incorpora cuenta con una red de 22 técnicos de inserción laboral en Euskadi que se encargan de desarrollar esta iniciativa
  • El programa de integración laboral de la Obra Social “la Caixa”, Incorpora, se dirige a colectivos en situación de vulnerabilidad, como personas con discapacidad, jóvenes en riesgo de exclusión, víctimas de violencia de género, parados de larga duración y exreclusos, entre otros.
  • Las entidades que conforman el Grupo Incorpora Euskadi son: Elkarbanatuz, Cáritas Diocesana de Bilbao, Comisión Ciudadana Antisida de Araba (Sidálava), Sartu Taldea Araba y Gipuzkoa, Fekoor, Ikaslan, Gizakia, Peñascal S. Coop. Bizkaia y Gipuzkoa; Lantegi Batuak, Katea Legaia, Gureak Lanean y Cruz Roja Gipuzkoa.
  • Durante el año 2017, el programa facilitó 864 puestos de trabajo en Euskadi gracias a la colaboración de 428 empresas vascas.

Bilbao, 23 de enero de 2018. – La Obra Social “la Caixa” ha renovado el acuerdo de colaboración para desarrollar el programa Incorpora con 14 entidades sociales de País Vasco dedicadas a la integración laboral de personas con especiales dificultades para encontrar trabajo.

Incorpora Euskadi está formado por: Asociación Benéfico Asistencial Elkarbanatuz, Cáritas Diocesana de Bilbao, Comisión Ciudadana Antisida de Araba, Asociación para la reinserción social Sartu Taldea Araba y Gipuzkoa, Federación coordinadora de personas con discapacidad física y/u orgánica de Bizkaia (Fekoor), Fundación Centro de Formación Ikaslan, Fundación Gizakia, Peñascal S. Coop. de Iniciativa Social Bizkaia y Gipuzkoa; Fundación Lantegi Batuak, Katea Legaia, Gureak Lanean y Cruz Roja Gipuzkoa (ésta última renueva con el grupo Incorpora a nivel estatal).

Incorpora ofrece a las empresas un servicio gratuito de asesoramiento y acompañamiento en acciones de responsabilidad social corporativa, en este caso centradas en la integración laboral de personas en situación de vulnerabilidad, como personas con discapacidad, jóvenes en riesgo de exclusión, víctimas de violencia de género, parados de larga duración y exreclusos, entre otros.

Incorpora tiene como principal objetivo tender puentes entre las empresas y las entidades sociales que se dedican a la integración laboral con el fin de crear un clima de entendimiento y colaboración entre ambas que redunde en oportunidades para quienes más lo necesitan.

Durante el año 2017, el Grupo Incorpora Euskadi facilitó un total de 864 puestos de trabajo a personas en riesgo o situación de exclusión gracias a la colaboración de 428 empresas vascas.

Además, Incorpora dispone desde el año 2016 de una línea de autoempleo, coordinada en el País Vasco por Cáritas Diocesana de Bilbao y Asociación para la Reinserción Social Sartu Taldea – Gipuzkoa. Gracias a esta iniciativa, personas en riesgo de exclusión social con actitud y capacidad emprendedora que tienen ideas de negocio participan en una nueva forma de integrarse en el mercado laboral, con la que pueden aumentar sus posibilidades de superar su situación de vulnerabilidad. Incorpora ha diseñado para ellos itinerarios personalizados y les ha facilitado formación y acompañamiento para que puedan desarrollar su plan de empresa.

Los técnicos de inserción laboral, figuras clave

El técnico de inserción laboral es una figura esencial en el programa Incorpora. De él depende el éxito tanto de la persona contratada como de la empresa contratante. En el caso de Euskadi, se ha creado una red con 22 de estos profesionales.

La inserción de cada persona en el mercado laboral constituye un proceso personalizado que incluye actuaciones simultáneas y posteriores a la contratación. Entre las tareas que realizan los técnicos de inserción laboral se incluyen la prospección de empresas, el seguimiento del proceso de formación del beneficiario, el acompañamiento laboral de las personas insertadas, la solución de los posibles conflictos que puedan surgir en el marco de la relación laboral y el fomento de la colaboración de nuevas empresas con el programa.

Escribe un comentario