Castellano | Euskera

Si quieres ponerte en contacto con CÁRITAS puedes hacerlo en el teléfono 94 402 00 99

10 años de Hontza

10 años de HontzaEl centro ‘Hontza’ de Cáritas Bizkaia celebra sus 10 años en San Antón con una semana repleta de actividades bajo el lema “10 años acompañando y dando esperanza”

El centro Hontza ha cumplido 10 años de vida en la Iglesia de San Antón; este tiempo permite a la institución diocesana echar la mirada atrás y poder observar los logros conseguidos, pero también áreas que seguir avanzando.

A lo largo de estos años Hontza ha recibido el reconocimiento de diversas entidades y agentes sociales como el premio Dolores Ibarruri (Gobierno Vasco) en 2004, Alma solidaria (El Correo) en 2010, Territorios Solidarios (BBVA) en 2011 y –recientemente- el premio Reina Sofía (Cruz Roja) que se recogerá en Madrid el mes que viene. En palabras de los Coordinadores del centro, Sonia Costillas e Íñigo Cortazar, “no cabe duda que este hecho nos anima a continuar trabajando y apostando por aquellos que más nos necesitan, aunque es precisamente su reconocimiento diario lo que más nos llena”.

Hontza refleja la apuesta firme de Cáritas por estar al lado de quienes más lo necesitan. Hontza nació y sigue siendo el único centro de estas características en la CAPV, siendo –además- el recurso que atiende al mayor número de personas que, por diversos motivos, se encuentran excluidos de otros recursos del municipio; siendo para muchos de ellos un referente.

Diez años de historia a través de los cuales tanto el centro como el propio equipo han ido adaptando sus criterios de intervención. Una de las claves de ‘Hontza’ es la constante revisión de la realidad que atiende para ir adaptando la intervención, de tal forma que podamos asegurar que estamos dando respuesta a la demanda existente en ese momento. El colectivo al que atendemos y su realidad es muy dinámica y el centro debe permanecer en constante conexión con esa realidad. Hontza ha sabido adaptarse a los tiempos, tanto a nivel de intervención (incidencia de salud mental, cronicidad, acompañamientos diurnos…), como estructural (obras, modificaciones de horarios, de servicios…).

Hontza va más allá de la intervención nocturna con las personas a las que acompaña. Se hace seguimiento de sus vidas, se mantiene el contacto, se hacen apoyos puntuales aun estando la persona en otros momentos vitales; el personal del centro se convierte en un enclave y referencia para la persona. La media de estancia de las personas atendidas es de 4-5 años, lo que visibiliza su gran fidelización. Son personas con una problemática en adicciones y que se encuentran en situación de exclusión social. Además, presentan un envejeciendo progresivo y gran deterioro, lo que deriva en múltiples patologías físicas-psíquicas muy cronificadas, todo ello en detrimento de la autonomía personal, lo que requiere de un mayor número de intervenciones interdisciplinares -educativas, acompañamientos sociosanitarios, etc.

10 años de HontzaHontza es –asimismo- la prueba evidente de que un centro de estas características puede integrarse en un barrio como el Casco Viejo. Esto es producto de diferentes variables como el trabajo que hace el equipo con las personas usuarias de concienciación y respeto al entorno, la transparencia en las acciones que se llevan a cabo (charlas, puertas abiertas, medios comunicación…) y participación activa en la vida y actividades del barrio, así como en los órganos y actividades de la Cáritas de dicha Unidad Pastoral, cuyo respaldo al centro a lo largo de estos años ha sido permanente.

Importancia en este tipo de proyectos el equipo humano. Hontza cuenta con un equipo que hace suyo el proyecto y se implica más allá de sus obligaciones. De ahí deriva también la importancia de cuidar al equipo, de acompañar, de recoger y contrastar sus demandas y preocupaciones. La importancia del voluntariado en Hontza ha sido determinante desde sus comienzos. El empuje que sufrió tras su apertura por parte de una importante masa social no solo supuso un gran apoyo humano sino también del movimiento social y del espíritu de solidaridad. En estos años Hontza ha contado y cuenta con muchísimas personas que, de una forma u otra, colaboran de distintas formas apoyando al centro.

Finalizan agradeciendo a las instituciones que apoyaron y apoyan la iniciativa, en especial al Ayuntamiento y su alcalde Iñaki Azkuna por su impulso inicial, al resto de instituciones (Gobierno Vasco y Diputación), financiadores privados, asociaciones del barrio (vecinos, comerciantes…) y a toda la gente de Atxuri, Bilbao la Vieja y Casco Viejo por su apoyo estos 10 años que han hecho del centro Hontza parte del paisaje –y paisanaje- de la zona donde se ubica.

Así -concluyen Sonia e Íñigo- “creemos en lo que hacemos, y además trabajamos en el convencimiento de que podemos contribuir a consolidar una sociedad más justa, más equitativa y más solidaria… este hecho nos ayuda a continuar este camino emprendido hace ya más de 10 años”.

Pinche aquí para ver nota de prensa

 

Escribe un comentario