Castellano | Euskera

Os damos la bienvenida a la página web de Cáritas Bizkaia. Para cualquier consulta: pinche aquí - 944 020 099

LA DIMENSIÓN RELACIONAL EN FAMILIAS FRÁGILES

Una mirada desde el

acompañamiento realizado por

Cáritas Bizkaia

PRESENTACIÓN

 

Las situaciones de vulnerabilidad y precariedad se están asentando a largo plazo en la vida de muchas de las personas a las que acompañamos. Estas familias sobreviven en unas condiciones de vida caracterizadas por el desempleo y la precariedad laboral.

 

Vivir en esta fragilidad durante largo tiempo afecta a las relaciones y al sentido vital. Comienza una espiral de pobreza y vulnerabilidad que se retroalimenta. Las condiciones materiales y de empleo son precarias, afectan a las redes familiares y sociales (ya de por si débiles en estos casos), y esta fragilidad relacional debilitada influye en las posibilidades de mejora material y laboral de las familias.

 

Descubrimos que, a pesar de todas las dificultades, la familia (también en estos casos) está siendo un espacio de solidaridad muy importante. Donde no llega el mercado, y en  ocasiones las instituciones, está llegando la familia.

 

Nos preocupa el esfuerzo y el desgaste que está  suponiendo esta labor de sostén mantenida en el  tiempo, sobre todo para familias que son muy  frágiles. Las relaciones de solidaridad están muy orientadas al apoyo (vivido como urgencia) en la  cobertura de necesidades básicas como la  alimentación y la vivienda.

 

El impacto que las espirales de pobreza y exclusión tienen en la dimensión relacional de las familias y de las personas trasciende el ámbito privado e individual de las mismas. Se convierten en un reto social y comunitario. Las redes de relación conectan a las personas en el espacio comunitario y son generadoras de convivencia, cohesión y desarrollo social. Por lo tanto, deben ser objeto tanto de las políticas sociales (políticas de sentido) como de las entidades sociales que trabajan en el espacio comunitario.

 

La cuestión relacional, desde la lógica del bien común y entendida como componente del Capital Social transciende el espacio privado del individuo y se convierte en una cuestión de desarrollo social y comunitario.

 

Como proponemos en nuestra última campaña de Cáritas Bizkaia “En la vida, en nuestra vida, las mejores cosas se hacen en común”. Esto pone de relieve la importancia de lo relacional… Es importante generar vínculos, redes de relación y apoyo (espacios de apego).

 

Necesitamos de nuevos enfoques de desarrollo social que coloquen a la persona en el centro: políticas de recursos y políticas de sentido y de solidaridad.

 

En los últimos años se ha avanzado mucho en el conocimiento de las situaciones de pobreza, desigualdad, desempleo y precariedad laboral. Creemos que es momento de conocer y visibilizar también la dimensión relacional como parte implicada y afectada por el complejo fenómeno de la vulnerabilidad y la exclusión social.

 

Y desde una perspectiva en positivo, como oportunidad de desarrollo personal y comunitario.

 

El trabajo cuenta con un primer apartado en el que se recoge la importancia de la dimensión relacional para comprender la exclusión-inclusión social como un fenómeno dinámico, complejo y multidimensional; a continuación presentamos las principales conclusiones obtenidas del análisis de la intervención llevada a cabo por Cáritas Bizkaia

en el último año y en  un tercer punto planteamos las principales propuestas orientadas a generar oportunidades de inclusión social; finalmente mostramos al completo el trabajo de análisis de contenido realizado en base a los de seguimientos referidos a la dimensiones relacional de las personas acompañadas.

 

 

Descargar Sintesis Argumentario

 

Descargar Argumentario completo

 

Escribe un comentario